Mejora tu velocidad de lectura con estos cinco sencillos consejos

Profile PictureFlag
Sebastian 스페인어 (Spanish)
2017년 8월 14일
1005
3분
Si eres de esas personas que comienza a leer y después de un rato tiene que regresar al comienzo de la página para recordar de qué hablaba el texto, este es el artículo perfecto para ti. Ya sea porque estés leyendo un libro en otro idioma o en tu idioma natal, con estos sencillos consejos podrás mejorar tu comprensión y comenzar a evitar la pérdida de tiempo de regresar cada dos por tres a una parte anterior del texto para poder entenderlo.

  1. Utiliza marcadores

Aunque puede parecer de lo más obvio, uno de los primeros pasos para comenzar a leer más rápido es utilizar un marcador para saber por dónde vamos leyendo. No importa qué utilicemos, podemos apoyarnos con un lápiz, un separador o simplemente con el dedo, la idea es no perder de vista las palabras que vamos leyendo para que nuestro cerebro no se distraiga y podamos avanzar más rápido.

También puedes utilizar los marcadores para saber en qué parte te quedaste y así, la próxima vez que retomes lo que estás leyendo, no pierdas tiempo en identificar la parte en la que te quedaste.


  1. Lee en voz baja

Leer en voz alta sirve cuando queremos comprender a mayor profundidad la información que tenemos frente a nosotros, pero no siempre es necesario, a veces es tan fácil como leer en voz baja para poder avanzar más rápido, pues el pronunciar todas las palabras que vamos leyendo nos quita algo de tiempo.

Cuando lees en voz baja no importa que escuches tu voz dentro de tu mente, a veces esto te ayuda a comprender mejor lo que estás leyendo y no es un problema real ni significa que te retrases o pierdas tiempo y, a diferencia de hacerlo en voz alta, te ahorra el tiempo de la pronunciación. Pronto te darás cuenta de que estás leyendo a mayor velocidad, sin escuchar tu voz interior y comprendiendo casi todo.

  1. Averigua las horas y lugares en que eres más productivo

Hay que ser realistas, algunas personas no podemos pensar a ciertas horas del día, como por ejemplo después de despertar y hasta tomar la primera taza de café, o antes de dormir cuando ya estamos agotados; todos tenemos un momento del día en el que nuestro cerebro simplemente se niega a funcionar y comprender lo que estamos leyendo.

Para comenzar a leer más rápido es importante conocernos y ser sinceros con nosotros mismos, así sabremos en qué momento somos más productivos y, es durante ese tiempo en el que tenemos que leer lo más que podamos, pues al estar más concentrados seremos más productivos. Lo mismo pasa con los lugares, hay que escoger aquellos sitios en los que nuestra mente divaga menos para no perder la concentración y avanzar con mayor facilidad, ya sea una cafetería, una biblioteca, nuestro cuarto o un sillón cómodo dentro de la oficina.

  1. Aprovecha el software y las apps a tu alrededor

La tecnología no sólo nos sirve para estar siempre en contacto con nuestros amigos y familiares que viven en otra parte del mundo, también son herramientas para aprender y lo mejor que podemos hacer es aprovecharlas para poder sacarles todo el jugo.

Qué tan rápido avancemos en una lectura depende de la cantidad de palabras por minuto que seamos capaces de leer, para ello hay que entrenar la vista. Seguro que conoces cursos que te ayudan a leer más rápido, pero también hay aplicaciones disponibles que nos muestran palabras cada determinado tiempo para ir leyendo sin mover los ojos, pues es el movimiento de los ojos es lo que más nos hace perder tiempo cuando estamos leyendo.

Dentro de las aplicaciones disponibles que te pueden ayudar se encuentran:

  • Spritz
  • Velocity
  • Speed reader trainer
  • Acceleread


  1. La práctica hace al maestro

Una de las soluciones más efectivas para mejorar nuestro tiempo de lectura es leer, leer y no parar de leer. Como en todos los casos, la práctica hace al maestro, así que toma esa lista de libros pendientes que tienes desde hace años y comienza a leerlos de una vez. Prioriza tus lecturas, dependiendo de cuál sea el fin de tus lecturas, ya sea para la universidad, para cuestiones del trabajo, por simple aprendizaje o placer, siempre hay lecturas que son más importantes.

Ten presente que la lectura no sólo debe hacerse por periodos prolongados, también debes aprovechar los pequeños momentos libres que tengas durante el día, así sean 10 o 15 minutos, para poder seguir avanzando.

Además de los consejos que te acabamos de presentar también cuenta mucho el interés que cada lectura te genere. Por muy obvio que parezca, cuando un libro no te interesa es mejor dejarlo, para poder comenzar a leer uno que sí te cause placer e interés y no perder tiempo. Recuerda que no sólo importa la cantidad, sino también la calidad de lo que lees; mejorar la rapidez de tu lectura y ser más selectivo con los contenidos aumentará la calidad de lo que lees, ya sea para aprender o perfeccionar tu inglés o simplemente para pasar un rato de diversión. La calidad de lo que lees puede afectar para bien tu vida diaria por lo que nuestra última recomendación es que aproveches todas las herramientas que hay a tu alrededor.




흥미로운 글

World Cup
Profile Picture
tyler Piontkowski
2018년 6월 20일
Orden lógico de la oración
Profile Picture
Sofía Triviño Sánchez
2018년 6월 20일
Do you have some time to study?
Profile Picture
Andre Hibbert
2018년 6월 20일